Noticias



PACTO DE MUJERES: “RESISTIR A LA VIOLENCIA”

PACTO DE MUJERES: “RESISTIR A LA VIOLENCIA”

RED ADA

17/04/2019

La violencia se ha venido adueñando de nuestras familias, espacios públicos y privados, y para poder frenarla la Ley 348, Para Garantizar una vida libre de violencia a las mujeres, obliga a la sociedad en su conjunto a cumplirla, ello incluye autoridades de todos los niveles.

Una denuncia interpuesta por violencia familiar, el pasado 10 de marzo, en contra de Orlando Ceballos, Magistrado del Tribunal Constitucional Plurinacional, iniciada por su esposa; que luego de tres días del incidente decidió retirar la demanda y que el Ministerio Público decidió seguir el caso de oficio. Tuvo grandes repercusiones en el ámbito político en Bolivia.

El artículo 196 de la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia, se establece que el Tribunal Constitucional Plurinacional debe velar por la supremacía de la Constitución, en su Artículo 144, “prohíbe toda forma de tortura, desaparición, confinamiento, coacción exacción o cualquier forma de violencia física o moral”.

La Ley 348 tiene como principal objetivo establecer mecanismos, medidas y políticas integrales de prevención, atención, protección y reparación a las mujeres en situación de violencia, así como la persecución y sanción a los agresores, con el fin de garantizar a las mujeres una vida digna y el ejercicio pleno de sus derechos para Vivir Bien. En este sentido, el artículo 46 de la misma Ley, refiere cuándo se puede tener una conciliación.  

Basándose en estas normas, mujeres parlamentarias, legisladoras, diputadas de los  partidos de gobierno y de oposición; por otra parte el pronunciamiento de la Defensoría del pueblo dirigida por una mujer; organizaciones sociales de mujeres afines al partido oficialista y otras 64 organizaciones, plataformas e instituciones que trabajan con mujeres, exigieron que Ceballos deje el cargo, por incompatibilidad, por ética, por respeto a la CPE y las Leyes vigentes contra la violencia.

Esta es una clara muestra de “Sororidad”1 que se traduce como una política de  democracia feminista a través de alianzas o apoyo mutuo entre mujeres guiadas por la identificación de necesidades, carencias y daños vivenciados, problemática que movilizó a las mujeres bolivianas al reconocimiento, la agregación en sintonía y la generación de una alianza pactada con un propio lenguaje; sacándose las diferencias culturales,  regionales, colores políticos, denominaciones e idiomas, lograron aunar pensamientos para una sola petición “renuncia de una autoridad” que no es otra cosa que una resistencia firme hacia la violencia; Se ha podido ver en lo público el ejemplo de una voluntad política de género.

__________________________________

1 Sororidad enuncia los principios ético político de equivalencia y relación paritaria entre mujeres - Lagarde, Marcela: Sororidad. Diccionario feminista, Buenos Aires (en prensa).


© Copyright RED ADA 2019.| by Wilson | Todos los derechos reservados.